Los medios alternativos de soluciones de controversias y la reciente reforma a Ley de PAOT

 

Los medios alternativos de solución de controversias (MASC) llegaron para quedarse. Si desde finales del siglo XX con la apertura comercial del país se habló cada vez más sobre la necesidad de incorporarlos a nuestro orden jurídico, hoy los encontramos en materia comercial, civil, administrativa, asociaciones público privadas, laboral y hasta en materia penal. Los masc se han incorporado en el ordenamiento jurídico mexicano a partir de la reforma al artículo 17 de la Constitución, que señala que se promoverá el uso de estos medios alternativos.

Como respuesta al mandato constitucional, existió una tendencia tanto a nivel federal, como local, de incorporar los medios alternativos de solución de controversias a los textos de las constituciones estatales y leyes federales y locales con las figuras de la mediación, conciliación y el arbitraje. Asimismo se han creado en todo el país centros de mediación, la mayoría como parte de los poderes judiciales locales encargados de proporcionar los servicios de mediación en una diversidad de materia y con un éxito importante. Ellos han sido importantes puntos de acceso a la justicia para todo tipo de problemáticas vecinales o comunitarias. La reforma penal, por su parte, mandató al legislador a establecer MASC de solución de controversias penales. El Código Nacional de Procedimientos Penales señala su uso para delitos de querella, patrimoniales o aquellos cuya pena media no sea mayor a cinco años, la posibilidad de acceder a un MASC regulado por la LNMASCP. En la práctica se han convertido en un punto de alivio de conflictos sociales como mecanismos de prevención del delito en el marco de la justicia cotidiana. Además pueden ser  parte importante del combate a los delitos ambientales pues pueden ser catalogados dentro de estos rubros por lo que sensibilizar a todas las autoridades ambientales sobre el uso de MASC resulta necesario.

En el caso de disputas entre particulares cuando la solución a un conflicto proviene de un acuerdo de voluntades construido mediante el diálogo entre las partes su posibilidad de cumplimiento voluntario, así como de satisfacción de los participantes aumenta. Tal es el tipo de casos que suelen darse en materia ambiental y de regulación territorial. En 2017, la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial de ciudad de México (PAOT) recibió 4190 denuncias donde las causas más frecuentes fueron uso de suelo urbano con un 38% y animales con un 29%[1],  en ambos casos se trata de disputas entre ciudadanos principalmente. Por ello resulta un acierto que la PAOT tenga facultades para hacer uso de estos MASC.  La procuraduría puede fungir tanto como árbitro, mediador o conciliador ante un conflicto derivado de una afectación.  Dado que mucha de la problemática ambiental deriva no de una indefinición o incorrecta asignación de derechos reales (propios de un procedimiento jurisdiccional) sino de intereses difusos (residuos, contaminación visual, gases olores vapores) los MASC suelen ser importantes herramientas para encontrar soluciones que satisfacen en la medida de lo posible a los involucrados, a la vez de resultar, en general, menos costosas y más ágiles que los juicios. Además, abren la posibilidad de no quedar limitadas a indemnizaciones por daños sino a encontrar soluciones innovadoras que permitan una reparación integral del derecho al medio ambiente violado. Una reparación integral conlleva no sólo el pago por daño causado sino garantías de rehabilitación, satisfacción y no repetición. Estas últimas son en especial trascendentes para buscar por un lado la prevención de futuros daños al medio ambiente y por el otro la generación de una conciencia sobre el impacto de los actos que afectan al medio ambiente y al ordenamiento urbano con un carácter pedagógico. De ahí la importancia de fomentar el uso de los MASC en este tipo de conflictos sociales. En este sentido resulta interesante como la reforma a la Ley de PAOT de 2017 pues no sólo mandata la existencia de mecanismos de conciliación y arbitraje sino señala (en su artículo 5 fracción XVIII) como atribuciones de PAOT la de: “Promover y procurar la conciliación de intereses entre particulares y en sus relaciones con las autoridades, en asuntos competencia de la Procuraduría”.

De modo que hoy en día, la PAOT deberá no sólo proveer de MASC sino también contar con programas que promuevan el uso de MASC en conflictos que tengan que ver con medio ambiente y ordenamiento urbano de ciudad de México tanto respecto de conflictos con la autoridad como entre los particulares. Este último punto es especialmente importante en temas como uso de suelo, obra pública o construcciones que suelen generar fricciones entre vecinos afectados, las constructoras y las autoridades. Para ello es útil contar con datos sobre los asuntos que se resuelven vía los MASC, en “PAOT en cifras” hoy no se puede conocer cuántos asuntos son resueltos por conciliación porque no viene en las cifras generales, pero sería útil saber: qué tipo de casos son, a qué tipo de soluciones se llegan, el porcentaje de cumplimiento voluntario y, sobre todo, sería importante difundirlo. De modo que más ciudadanos y autoridades se familiaricen con los MASC y estén dispuestos a participar en ellos.  Además la fracción XIX del artículo 5 también establece como atribución de la PAOT:

…promover el cumplimiento voluntario de las disposiciones jurídicas, relacionadas con las materias de su competencia, así como acciones o mecanismos para que los responsables de obras o actividades que generen o puedan generar efectos adversos al ambiente y los recursos naturales, adopten voluntariamente prácticas adecuadas, para prevenir, evitar, minimizar o compensar esos efectos…

Así, el uso de MASC y la mediación misma son importantes herramientas para promover cumplimientos voluntarios. Cuando las partes involucradas en un conflicto se reconocen como parte del problema, también se corresponsabilizan con la solución. El hecho de llegar a un acuerdo de voluntades que firman como parte involucrada en lugar de recibir una sanción de forma unilateral y vertical de la autoridad sienta las bases para un cumplimiento voluntario pues los involucrados perciben la solución como propia en lugar de impuesta.

Otro de los elementos que abona al cumplimiento voluntario y cabal de las resoluciones es la confidencialidad el artículo 34 bis 6, agregado atinadamente en esta reforma, establece que para salvaguardar la confidencialidad de las partes, la Procuraduría podrá utilizar las tecnologías de la información y de comunicación que juzgue pertinentes, o bien, según sea el caso, promover el cumplimiento voluntario de las disposiciones jurídicas en materia ambiental y del ordenamiento territorial en los términos dispuestos en el Reglamento. La confidencialidad es una herramienta poderosa que promueve la participación proactiva de las partes pues les permite cuidar su reputación; sobre todo cuando se trata de constructoras o empresas que les preocupa que su fama en el mercado prevalezca por lo que pueden ser las primeras interesadas en acceder a un MASC.

La preservación del medio ambiente y la calidad de vida de nuestra ciudad es responsabilidad tanto de sus habitantes como de sus autoridades. La Ley de la PAOT sienta las bases para que a través de los MASC nos involucremos y corresponsabilicemos todos por la ciudad en la que vivimos. Ello requiere contar con programas de sensibilización para toda la ciudadanía respecto de la existencia de estos mecanismos y sus bondades, así como capacitación continua a las autoridades para su promoción y uso. Los MASC son una oportunidad para involucrarnos con la calidad de vida en nuestra ciudad que no hay que desaprovechar.

Ana Elena Fierro. Profesora e investigadora del CIDE.

NOTA: Las opiniones y datos contenidos en este documento son de la exclusiva responsabilidad de su(s) autor(es) y no representan el punto de vista del CIDE como institución.

_________________________

[1] http://www.paot.org.mx/contenidos_graficas/delegaciones/graficas_gral.php

(Visitado 37.439 veces, 11 visitas hoy)

Un comentario en “Los medios alternativos de soluciones de controversias y la reciente reforma a Ley de PAOT

  1. No hay ley sin corrupción. Todo debe cambiar en México, iniciando con ampliar todo aquel perfil legal de funcionario se le demuestre o no un delito. Sus gestiones son de peso. La ética brilla por su ausencia Los valores universales y el respeto. Su cambiante dinámica nos mantiene sumergidos en un mundo al revés. Hemos de ir modificando hasta los juicios o resolutivos.
    Todos estamos en el mismo barco. que nos toca a unos y a otros,cooperar,solo cooperar y ampliar panoramas del mundo y como lo percibimos

Comentarios cerrados.